Hablando de ciberseguridad (XI).

Desde hace 60 años el gobierno de EE.UU. bloquea el acceso de Cuba a las telecomunicaciones y a tecnologías necesarias para su desarrollo. El equipamiento, plataformas y productos informáticos destinados a fortalecer la ciberseguridad del país no escapan al cerco económico, financiero, comercial y tecnológico tendido sobre la isla.

Baste citar que en los últimos 10 años el bloqueo ha ocasionado más de 500 millones de dólares de pérdidas al sector de las telecomunicaciones y las TIC.

Año Valor (USD) 
2010 61 240 43
2011 7 396 394
2012 66 766 000
2013 44 200 000
2014 34 200 000
2015 57 122 900
2016 59 208 700
2017 68 922 110
2018 64 144 319
2019 55 000 000
Total 518 200 853 

Hoy le proponemos hablar sobre estos temas con Miguel Gutiérrez Rodríguez, director general de Informática del Ministerio de Comunicaciones de Cuba.

¿Cómo impacta el bloqueo económico, financiero, comercial y tecnológico en la ciberseguridad de nuestro país?

–La política de hostilidad de Estados Unidos hacia Cuba tiene repercusiones en la protección del ciberespacio nacional. En realidad pasamos mucho trabajo para acceder a suministros de tecnologías y equipos producidos bajo licencia o utilizando componentes norteamericanos, lo que implica que haya que acudir a mercados lejanos, con sus correspondientes afectaciones monetario-financieras.

Las empresas que poseen equipos con menos del 25% de componentes estadounidenses –y desde ayer se impuso la regla del 10%–  tampoco nos quieren vender, debido a las presiones que reciben. Eso es una realidad que vivimos en estos momentos y que retrasa algunos proyectos en marcha.

¿Puede mencionar algún ejemplo que ilustre esta situación?

–Es conocido que al proveedor chino ZTE le impusieron una multa de 1150 millones de dólares, supuestamente por violar las leyes del bloqueo, y estas presiones motivaron que se quedaran sin respaldo equipos de este fabricante instalados en las redes de telecomunicaciones del país.

También te puedo decir que el costo por reparación a través de terceros de tarjetas, módulos y equipos, como promedio se duplica al no poderse realizar directamente con algunos proveedores y fabricantes cuando conocen que el cliente es cubano.

Agregaría que a Cuba se le niega el acceso a la información oficial de sitios tecnológicos de primera línea, lo que dificulta la autopreparación o capacitación a distancia de especialistas y técnicos.

¿Cómo se manifiestan las afectaciones del bloqueo del gobierno estadounidense en la empresa Segurmática?

–En primer lugar Segurmática está imposibilitada de participar en el programa “Iniciativa de virus de Microsoft” (MVI). En el año 2017 se completó el formulario de solicitud y recibieron la notificación que debido a las restricciones del bloqueo, por el momento esto no era posible.

MVI permite que las organizaciones logren que sus productos funcionen e integren con Windows y que compartan información sobre el panorama de amenazas en la red.

Sus miembros reciben acceso a las bibliotecas de Windows, como las utilizadas por Windows Defender Security Center, muestras, estudios de comportamiento de malware e invitaciones a eventos y conferencias relacionadas con la seguridad. Para una empresa como Segurmática, que desarrolla productos antivirus para Windows que son empleados tanto por las organizaciones como por la población, es de vital importancia poder formar parte de programas como este.

Por otro lado, se dificulta la captura de muestras de programas malignos, cuestión que constituye la fuente fundamental para que los programas antivirus de Segurmática mantengan una actualización respecto al enfrentamiento a estos. Los especialistas deben mantener una vigilancia constante y obtener los insumos que dan sitios especializados en programas malignos y que incluyen análisis con diferentes productos. En varios sitios a las direcciones de Cuba se les permite subir muestras; pero no su descarga hacia nuestros servidores.

Por último, el elemento fundamental del producto antivirus lo constituye su motor. Para los sistemas operativos Windows de 64 bit, es un requerimiento que el driver esté certificado digitalmente. En varios años el producto Segurmática Antivirus no pudo activar la protección permanente    en los sistemas operativos anteriormente mencionados por no tener la posibilidad de firmarlo, siendo la empresa Microsoft su propietaria.

A pesar de este escenario adverso estamos buscando soberanía sobre la gestión de los códigos malignos en el país, en particular, fortaleciendo nuestro antivirus y evolucionando sus funcionalidades a una suite de seguridad, que integre varios servicios para la protección de los dispositivos, como lo demanda el proceso de informatización de la sociedad cubana.

Tomado de Cubadebate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *