Interviene Las Tunas en el manejo de desechos peligrosos

Más de 140 entidades de Las Tunas efectuaron la declaración jurada sobre el manejo de desechos peligrosos cuando aun no ha concluido el primer semestre del año, lo que constituye una garantía en la búsqueda de soluciones a problemas medioambientales.

El logro es reconocido por la Delegación Provincial del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), como institución rectora de este programa, por lo que ha significado para que las empresas tengan una conciencia ambiental que permita gestionar su actividad sin provocar efectos perjudiciales al ecosistema que les rodea.

Al referirse al tema, Amado Luis Palma, jefe de la Unidad de Medio Ambiente del Citma en el territorio, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que de esas instituciones unas 40 representan la totalidad de las grandes y medianas generadoras de esos residuos, las cuales cuentan en materia de autorización con los planes de manejo y la licencia ambiental pertinente para poder operar.

Además de la declaración jurada para el correcto manejo de residuales, altamente necesario por los perjuicios que puede provocar a la salud humana, la provincia acomete un amplio plan de acción en el norteño municipio de Puerto Padre, que incluye la descontaminación de la bahía y la creación de un vertimiento de residuales en el hospital Guillermo Domínguez.

Palma expresó que se prevé además la terminación de un sistema de depósito de residuales en la unidad porcina Cuba Libre, una de las más importantes de la provincia, con capacidad para desarrollar cinco mil cabezas de cerdo, y se contemplan inversiones en el central Antonio Guiteras y el establecimiento pesquero Juanito Mora.

Otras acciones refieren el mantenimiento integral del sistema de tuberías del reparto La Micro y en la comunidad de Agua del Negro, así como también la localización de un nuevo vertedero en Puerto Carúpano, en sustitución al que ya había sido clausurado por el alto nivel de contaminación de las aguas marinas.

Aunque en Las Tunas el Plan de estado para el enfrentamiento al cambio climático, Tarea Vida, se proyecte fundamentalmente hacia la seguridad física y alimentaria, la protección de la población ante la elevación del nivel medio del mar, los eventos hidrometeorológicos, y la conservación de las playas arenosas, la existencia de fuentes contaminantes hacen que este tema también ocupe un importante lugar en la agenda medioambiental de la provincia.

Tomado de ACN.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *